vitalus-PORCISAN_aldeavieja ibéricos-señoriodealdeavieja-pura raza-the ibérico edit_

LA GENERACIÓN Z Y SUS HÁBITOS EN ALIMENTACIÓN

La Generación Z, aquellos nacidos entre 1997 y el presente, tienen mayores tasas de consumo de alimentos y bebidas orgánicas que cualquier otro grupo, y valoran los alimentos en función de la nutrición y la función, no solo en términos de sabor.

Los vendedores de alimentos deben entender que esta generación ha crecido sabiendo que la comida es mucho más que sustento: la comida representa la cultura y, por lo tanto, es una expresión de quiénes son. Esta generación ha sido educada para ser fiel a sí mismos, y esperan lo mismo de sus alimentos y bebidas.

Muchos asumen que esta generación es una copia carbón de los millenials, y si bien tienen similitudes, las diferencias hará que los fabricantes de alimentos ajustemos nuestros mensajes.

Son similares a los millennials en su demanda de autenticidad, frescura y pureza en sus productos, pero más que los millennials, los consumidores de la Generación Z dicen que comer sano mejora su calidad de vida y que los alimentos frescos juegan un papel clave en su estilo de vida. Y no solo están diciendo eso. Representan el mayor consumo de alimentos orgánicos y no transgénicos.

Los consumidores de la Generación Z también difieren de los mileniales en su actitud hacia las grandes marcas. Mientras que los millennials tienden a favorecer a las marcas locales más pequeñas, de nicho, la Generación Z elige las marcas con otros criterios.

En muchos sentidos, estos últimos piensan que tienen una marca personal con una historia y valores por los cuales vivir. Buscan marcas que respalden su historia y están dispuestas a usarlas independientemente del tamaño de la misma.

También abordan los bocadillos y snack de manera diferente. Su estilo de vida en movimiento de se presta a más alimentos que pueden incorporarse en las comidas tradicionales o entre ellas.

Comer bocadillos es solo una extensión de quién es esta generación. Son más propensos que cualquier otra generación a incorporar aperitivos como parte del desayuno, el almuerzo o la cena. De hecho, lo hacen a un ritmo 53 veces mayor que cualquier otra generación.

La Generación Z nació en el mundo de la cultura foodie. Están creciendo con un gran conocimiento de la finalidad de la comida y el papel que desempeña en una vida bien vivida. Tienen el potencial de ser tal vez la generación más influyente que hemos visto en los comportamientos de consumo de comida y bebida.